Reflexiones de un NS asqueado de esta putrefacta democracia

El sistema judeo-masónico-democrático-capitalista-liberal es el gran Leviatán, es el Cáncer de la humanidad, es el establecimiento del infierno en la Tierra por parte del Demiurgo Jehová. Todas “nuestras” instituciones, constituciones, asambleas, congresos, hemiciclos, tratados, son obra del diablo judío. Entre los millares y millares de males de la puerca democracia aliada y usurera, se encuentra el INDIVIDUALISMO, que es la característica esencial de nuestro tiempo decadente, sanedrítico y nihilista. No hay peor mal en este podrido mundo judaico y talmúdico que el individualismo, propio de sociedades inorgánicas y atomizadas, sociedades de masas que no de pueblos.

Frente a estos rebaños gregarios, Hitler creó una sociedad nacional socialista, esto es, una sociedad orgánica, comunitaria, unida, solidaria, libre, consciente de sí misma, enemiga del individualismo egoísta. Durante la heroica y gloriosa época del Tercer Reich, se implementó este maravilloso lema (hoy por hoy completamente desconocido y ajeno a la repugnante y nauseabunda mentalidad colectiva): “lo que hacemos por nosotros mismos muere con nosotros; lo que hacemos por los demás y el mundo permanece y es inmortal…”

—Juan Castillo

14212105_284853548559887_192469225291778318_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s