El único país Socialista de la historia

Alemania (1933 – 1945): el único país Socialista de la historia”

▒ La wirtschaftlichen Sozialisation (Socialización económica de los medios productivos) emprendida por el gobierno Nacional Socialista en 1938 marcó un hito en la historia humana. La remoción del sistema vigente de prestamo de bonos con promesas de pago al sector industrial y agrario había sido suplido por la Socialización de los medios de producción homogeneos. Éste podía describirse como un híbrido constituido por varias formas de organización económica. No era un socialismo planificado como ocurría en la Unión Soviética, ni tampoco una mera economía de mercado. Era un fenómeno atípico nunca antes idealizado en materia económica —pero si previsto por los Socialistas del siglo XIX como George Sorel. Este socialismo alemán no era solamente una economía de propiedad social; abarcaba muchas otras formas de propiedad. Este sistema gozó de gran admiración en los partidos revolucionarios del mundo, puesto que constituía verdaderas metas en el marco de beneficio a la clase obrera. La diversidad de elementos organizativos era muy amplia. Por un lado, existía en Alemania una administración de cuadros relativamente estricta y una administración de cuadros del partido; por otro, una democracia directa, particularmente en las fábricas: por una parte, el control del partido; por otra, el control del trabajo. Evidentemente, estos elementos no eran opuestos, dado que el partido gobernante y el trabajador compartían la misma ideología, es decir, el Nacional Socialismo.

▒ Sin embargo, surgieron diversos conflictos entre estos poderes. La verdadera democracia directa tuvo lugar únicamente en los niveles inferiores. Era precisamente en estos niveles, donde existía una verdadera democracia y donde todo el mundo podía participar en la toma de decisiones. Pero, al igual que ocurría en el resto de países totalitarios, la democracia en los niveles superiores era casi inexistente. El control sobre esta democracia directa lo ejercía un estricto partido de cuadros. Aunque esto era solamente una parte del todo. La otra parte estaba formada por las economías planificadas y las de mercado. Especialmente en 1939, Alemania gozaba de una economía de mercado relativamente liberalizada – en términos corporativistas y de autogestión industrial. Este hecho constituía una respuesta a la Unión Soviética y a la doctrina marxista de omnipotencia estatal. Toda la ideología de la autogestión Nacional Socialista fue descrita como una especie de Tercera Posición —siendo Juan Domingo Perón el primero en adherirle el significativo. No era ni capitalismo estatal marxista ni capitalismo de libre mercado. Era un punto de avanzada entre estos dos polos opuestos; una democracia con un verdadero autogobierno. Y esta ideología de la tercera posición permitía además una política exterior mucho más flexible y beneficiosa, tanto en Oriente como en Occidente – aunque la naríz hebrea se haya mantenido hostil con el boicot económico a la Alemania de Hitler.

▒ Las decisiones que se tomaban en las plantas de producción, se hacían de forma independiente; los consejos obreros eran soberanos, aunque estuvieran bajo el auspicio del partido gobernante. Se diferenciaban varios aspectos: aquéllos en los que los consejos obreros eran soberanos, y otros en los que dependían de los decretos procedentes de las autoridades. En lo que respecta a la distribución de los ingresos percibidos en las empresas, los consejos obreros, representados por todos los obreros y no únicamente por los más cualificados, disponían de total independencia en la toma de decisiones. ¿Qué porcentaje de ingresos debía distribuirse, qué porcentaje debía destinarse a otro tipo de actividades?, etcétera. Sin embargo, en las plantas de producción surgían también diversas cuestiones técnicas, donde los controles laborales no eran soberanos. Estas cuestiones eran puramente técnicas, o bien asuntos relacionados con la ingeniería y la tecnología. Como también el control paraestatal de los bancos adheridos a los sectores de producción homogenea (cada sector contaba con un banco que emitía dinero a medida que los trabajadores crraran riquezas, eliminando de facto la finanza especulativa del judío). En estos casos, los expertos eran soberanos. Existían, por tanto, cuatro áreas: una primera área relacionada con las cuestiones puramente técnicas, una segunda dedicada a los asuntos de distribución dentro de la planta, la tercera, que hacía referencia al problema de la administración de cuadros y la cuarta que trataba con la emisión de dinero libre de interés. En estos casos, el comité del partido siempre tenía la última palabra y no existían decisiones soberanas por parte de los consejos obreros. Se podría decir que era una democracia directa mixta compuesta por varias capas. No obstante, si la comparamos, por ejemplo, con el estado actual en el que se encuentra el occidente “democrático”, donde impera el mercantilismo, vale decir, el pacto entre los monopolios burgueses, el banco usurero y el Estado títere, podríamos decir que era una democracia que funcionaba relativamente bien. La clase trabajadora disfrutaba de una clase de derecho soberano, que no tienen hoy en día. No se puede calificar el sistema de autogestión Nacional Socialista en su totalidad de totalitario, pero tampoco debemos idealizar este tema del socialismo. La verdad subyace en un punto intermedio, como ocurre en el resto de áreas. La verdad se erige entre estos dos polos: un sistema unipartidario que disfrutaba también de una democracia directa en los niveles inferiores. Por ejemplo, en lo que respecta a los trabajadores, éstos no podían perder sus trabajos si el consejo laboral no se encontraba activo. La decisión final no dependía de la dirección. El consejo laboral, representado también por los trabajadores, decidía la valía de un trabajador – se implementaba la meritocracia como ley imperante. Hoy en día, únicamente son válidos los decretos. Asimismo, los consejos laborales eran soberanos en otros asuntos sociales, como era el caso de los apartamentos, vacaciones y distribución de ingresos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s